Blog

Zerif supports a custom frontpage

Putas callejeras valencia prostitución en colombia

putas callejeras valencia prostitución en colombia

Es la vía de servicio de la llamada pista de Silla, la autovía V, de 13 kilómetros, que sirve de acceso sur a Valencia para todos los pueblos de l'Horta Sud y sus polígonos industriales. En los aledaños de esos polígonos, pero a la vista de los coches, cada ciertos metros, aparecen grupos de dos o tres chicas. Las chicas tienen sus esquinas propias, y éstas no pueden ser usurpadas por otras sin acuerdo entre ellas o sus proxenetas.

Un empresario que tiene una nave en una de estas zonas de prostitución dice que el trajín de clientela es "regular". Se refiere a preservativos y a lo que usan como bidé: Él recuerda haber visto sangrar a una chica tras un aborto sin dejar de trabajar "por miedo". Un jueves antes de medianoche, entre Catarroja y Albal, un grupo de cuatro muchachas jóvenes de Europa del Este se muestran con el sexo al aire al que pasa en la vía de servicio.

Beben whisky con Red Bull para calentar el cuerpo y colocarse. Una de ellas extraña que haya cumplido los Una fuente policial que la conoce indica que las de su grupo, para ejercer, le tienen que dar dinero a ella. La clientela es diversa: El bus se detiene, los chavales bajan, comparten bebida con ellas y se pierden en fila con las diferentes chicas, todo al raso.

Las muchachas cobran 30 euros por un servicio de felación y coito. Lejos del dinero que implica un club. Sólo en la entrada hay que pagar ya 10 euros. Media hora con una chica, entre 60 y 80 euros. Y el condón, en un local, suele ser ley. Hay que añadir que, hoy día, la inversión que una mujer de club de cierta categoría debe hacer sobre sí misma es fuerte: Ahora, Barcelona se propone endurecer estas penas. Sevilla sanciona al cliente, no a la prostituta. Y Madrid, al igual que Valencia, no tiene una ordenanza.

La presión de los vecinos de Velluters ha sido esencial para que el asunto se haya reactivado. El Grupo Municipal Socialista fue el que reclamó formalmente que se retomase la redacción de una ordenanza a principios de año.

Ellos proponían que se sancionara a todo el mundo y ahora dicen que a las prostitutas, no. Lo ha puesto por escrito y enviado al gobierno local. Los socialistas exigen un plan de reinserción para las mujeres.

Rosa Albert, edil de EU, se opone a las multas a las mujeres y exige un programa para ayudarlas a salir de ese mundo. Valencia tiene en Alicante y Castellón dos espejos donde mirarse, pues en ambas capitales existe ordenanza. En Alicante, ha servido de poco, coinciden fuentes policiales, de la oposición socialista y de Médicos del Mundo. La ONG, que trabaja sobre el terreno con este colectivo, recuerda que las multas a las prostitutas que se niegan a abandonar las calles han chocado con la oposición de la Fiscalía provincial, que ha decidido no perseguir a las mujeres por la vía penal.

El Ayuntamiento de Alicante ha evitado dar datos de la aplicación de la ordenanza. Es un universo difícil de cuantificar, aunque Médicos del Mundo estima que en la provincia de Alicante la cifra ronda las 8. La costa y, sobre todo, La Vega Baja, son los principales puntos donde se ubican.

putas callejeras valencia prostitución en colombia Él recuerda haber visto sangrar a una chica tras un aborto sin dejar de trabajar "por miedo". El bus se detiene, los chavales bajan, comparten bebida con ellas y se pierden en fila con las diferentes chicas, todo al raso. Valencia 4 ABR El primero de ellos es el Bus Solidari, que cuenta con una dotación de Valencia tiene en Alicante y Castellón dos espejos donde mirarse, pues en ambas capitales existe ordenanza.

Las muchachas cobran 30 euros por un servicio de felación y coito. Lejos del dinero que implica un club. Sólo en la entrada hay que pagar ya 10 euros. Media hora con una chica, entre 60 y 80 euros. Y el condón, en un local, suele ser ley. Hay que añadir que, hoy día, la inversión que una mujer de club de cierta categoría debe hacer sobre sí misma es fuerte: Y deben pagar al club una cuota diaria media de unos 60 euros esto es variable.

En la provincia de Castellón, en la inacabable vía huertana llamada Caminàs, por lo que cuesta la copa en un club, las jóvenes ofrecen sexo. Sorprende la presencia eventual de españolas jóvenes.

En nuestro país, la fundación Amaranta, dedicada a la acción social con mujeres en exclusión, ha comprobado el aumento de prostitución española que practica el sexo en medio de la calle o en el coche.

Lo explicó en su momento a este periódico Pilar Casas, directora de Amaranta: Pero en la carretera de Oliva hacia la Marina Alta, por zonas industriales de Aldaia, en zonas comerciales cercanas a Manises, en los alrededores de la zona comercial de Sedaví, perdidas en carreteras de toda la Comunidad, son sobre todo jóvenes del Este las que se ofrecen.

Las hay gitanas y no gitanas, y no se hablan entre ellas. Entre ellas, se ve un travestí. Algo que no sucede entre las rumanas: Valencia 4 ABR Un informe de la Universitat cifra en 7. Datos actuales de un negocio eterno Las políticas de la prostitución.

Valencia se ha quedado en dos o tres ocasiones al filo de regular la prostitución en la calle pero nunca lo ha hecho, a pesar de que el gobierno local, del PP, cuenta con mayoría absoluta desde Es de las pocas grandes capitales españolas que tiene esta asignatura pendiente. La sanción solo se impone después de apercibir a clientes y prostitutas.

Si no hacen caso a las indicaciones de la policía municipal para que despejen la vía, las multas oscilan entre y 3. Ahora, Barcelona se propone endurecer estas penas. Sevilla sanciona al cliente, no a la prostituta. Y Madrid, al igual que Valencia, no tiene una ordenanza. La presión de los vecinos de Velluters ha sido esencial para que el asunto se haya reactivado.

El Grupo Municipal Socialista fue el que reclamó formalmente que se retomase la redacción de una ordenanza a principios de año. Ellos proponían que se sancionara a todo el mundo y ahora dicen que a las prostitutas, no. Lo ha puesto por escrito y enviado al gobierno local. Los socialistas exigen un plan de reinserción para las mujeres. Rosa Albert, edil de EU, se opone a las multas a las mujeres y exige un programa para ayudarlas a salir de ese mundo.

Valencia tiene en Alicante y Castellón dos espejos donde mirarse, pues en ambas capitales existe ordenanza. En Alicante, ha servido de poco, coinciden fuentes policiales, de la oposición socialista y de Médicos del Mundo.

0 thoughts on “Putas callejeras valencia prostitución en colombia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *