Blog

Zerif supports a custom frontpage

Trump prostitutas mi familia de cinco

trump prostitutas mi familia de cinco

Hay cosas que recién empiezo a recordar. No sé cómo escapé del prostíbulo de Argentina dónde me prostituían, de verdad que no lo sé. Supongo que me atreví a decir "no".

Hasta que un día un prostituidor me dio una terrible paliza. El conserje de un hotel me ayudó, llamó a la policía. Y no se lo va a creer: Porque a quién le importa una puta. Pero las mujeres que ejercen la prostitución necesitan contarse esa mentira. Necesitan decirse que son ellas las que eligen, las que ponen el precio, las que son libres de entrar o salir cuando les apetece…. Y se lo dicen para no sentir dolor, para negar la tortura de la que son víctimas.

Yo también me sostenía diciéndome a mí misma que era una trabajadora sexual. Y me di cuenta de que yo no vendía nada, porque nada era mío. Aun después de muerta te siguen explotando. Lo primero que hace es romper tu identidad y convertirte en un objeto de uso y abuso. Empezando por tu cuerpo. Un cuerpo es un todo, pero sin embargo una puta sólo tiene boca, vagina y ano. Una puta no tiene clientes, porque no es un banco ni una tienda. Aquí, una frase para los libros de historia: Pero es que, encima, Comey habló sobre su estatura: Describió su primer encuentro con Trump y su equipo y donde, tras informarles de que los servicios de inteligencia estaban convencidos de que Rusia había tratado de influir en las elecciones, nadie le preguntó a Comey qué podían esperar.

Por ello, Comey, veterano de la lucha contra la mafia, confiesa que Trump le recuerda a sus días investigando a la Cosa Nostra. La Razón te recomienda estas cinco historias para estar informado a esta hora. Tiempo de lectura 4 min. Se ha publicado el día antes de que comiencen las sesiones de confirmación del nuevo secretario de Estado, Rex Tillerson, que sería quien tendría que lidiar con Rusia, y de la primera conferencia de prensa de Trump como presidente electo.

El principal problema para Donald Trump es que todas estas informaciones, por mucho que no estén contrastadas y en algunos puntos parezcan poco plausibles, resultan creíbles por una sola razón: Y la mejor forma de desmentirlas sería precisamente cambiar esa política. El aludido ha reaccionado con indignación en Twitter a las filtraciones, negando enérgicamente sus vínculos con Rusia y criticando a las agencias estadounidenses: Russia has never tried to use leverage over me.

Intelligence agencies should never have allowed this fake news to "leak" into the public.

Trump prostitutas mi familia de cinco -

Inicio Internacional Estados Unidos Un informe afirma que Rusia chantajea a Donald Trump por un vídeo de lluvia dorada con prostitutas. Hay que educar a los niños contra la prostitución en los colegios, en primaria y en secundaria, en las universidades… Sólo sinonimos de mujerzuela prostitutas laredo conseguiremos que los niños no se conviertan el día de mañana en prostituidores y que a las niñas no las conviertan en putas. Philbin dijo a Reuters que no recordaba el evento, pues ocurrió hace 10 años. Nos hacen putas, nos convierten en putas". Me gustaría romper la barrera que divide a las mujeres en buenas y malas, en putas y no putas. En noviembre de se emitió un prospecto de bonos a fin de levantar los fondos para la construcción.

Sin embargo, a pesar de que los republicanos se niegan a aceptar que Trump trató de impedir las investigaciones , Comey habló de detalles bastante sospechosos. Al parecer, en la reunión del 14 de febrero se encontraban muchos altos oficiales para discutir asuntos de terrorismo, pero Trump corrió a todos para hablar personalmente con Comey:.

Hay que comprender que, a pesar de ser una rama del gobierno americano, el FBI debe tener total independencia del ejecutivo. En ese sentido, el FBI tiene todo el derecho de abrir una carpeta de investigación sobre cualquier miembro del gabinete… o incluso sobre el presidente. Con el fantasma del impeachment flotando en Washington, este tipo de actitudes de Trump hablan mucho de su necesidad de controlar las dependencias de un gobierno que no necesariamente lo respalda.

Comey explicó, en su declaración preparada, que Trump lo llamó a la hora de la comida del 27 de enero, para invitarlo a cenar, con toda su familia, a las seis de la tarde.

Flynn no podía a esa hora y quedaron de verse a las 6: Al respecto, el ex director mencionó, creando risa entre los presentes: Él ya me había dicho dos veces, en conversaciones anteriores, que esperaba que me quedara como director del FBI y yo ya le había asegurado que eso es lo que quería. Me dijo, entonces, que muchas personas querían mi trabajo y que, por la presión que se había puesto sobre mí el año anterior, que entendería si me quería ir.

La cena fue, al menos en parte, un esfuerzo para hacerme rogar por mi trabajo y crear, entonces, una relación de patronaje. Y eso me preocupó mucho, porque el FBI ha tenido, tradicionalmente, un estatuto independiente frente al poder Ejecutivo. Y Comey explicó que Trump le dijo que estaba contento de que el director del FBI quisiera quedarse en su puesto. Sin embargo, en una entrevista que dio a NBC, después de despedir a Comey, Trump contó la cena de una forma totalmente distinta.

Primero dijo que Comey lo había invitado a cenar, luego que le pidió quedarse en su trabajo:. Él se quería quedar en su trabajo como cabeza del FBI. Todo esto demuestra que las intenciones de Trump con el FBI no son tan transparentes como ha querido asegurar el mandatario. Como se pudo entender en el apartado anterior, Comey explicó en la audiencia que, desde la primera reunión con Trump, sintió que debía tomar notas de todas sus conversaciones con el mandatario.

Y así lo explicó:. Creo que él quería construir una relación de lealtad conmigo. De hecho, me pidió específicamente que fuera leal con él. Así que me pareció muy importante documentarlas. La actitud de Comey es interesante porque, inmediatamente después de conocer a Trump, empezó a tomar medidas contra las posibles calumnias de un mentiroso que parece tener problemas patológicos con la verdad.

Y no era necesariamente el caso con Obama, un presidente respetuoso de la independencia del FBI. Comey explicó que nunca tomó notas con Obama porque no sintió que fuera algo importante. Claro, como Obama no tenía esta necesidad de cooptar al FBI, Comey sólo habló dos veces con él en privado y nunca conversaron por teléfono. En una ocasión discutieron cuestiones de políticas de seguridad y en la otra fue solamente para despedirse.

Eso fue en el lapso de dos años. Con Trump, en cuatro meses, Comey tuvo nueve conversaciones uno a uno con el presidente: Así que, con la insistencia de este presidente en meterse en los asuntos del FBI, Comey sintió que, por la gravedad del asunto, se necesitaban otras medidas:. Empecé a escribir en mi laptop en un vehículo del FBI fuera de la Torre Trump desde el momento en que salí de esa primera reunión con el presidente electo.

Creé notas escritas después de las conversaciones cara a cara con el Sr. James Comey, exdirector del FBI. Pero, después, Comey admitió que había filtrado memos de sus reuniones con Trump a la prensa a través de un amigo. Si bien se guardó las notas detalladas de sus reuniones privadas con Trump, Comey admitió estas filtraciones sensibles. Dijo que lo hizo porque le pareció sumamente importante que se tuvieran todos los datos y que nada impidiera la investigación.

Pero las críticas no se hicieron esperar. El presidente nunca le dijo al Sr. Por supuesto, la oficina del presidente puede esperar la lealtad de todos aquellos que sirven en su administración. Comey acaba de admitir que él es uno de estos filtradores.

Trump, indirectamente, niega las declaraciones de Comey y trata, con su abogado, de desacreditar al ex director del FBI como un soplón. Pero esta batalla apenas comienza: El presidente estadounidense junto a su gabinete. Ésta es una muestra de la frivolidad del presidente de Estados Unidos y de su absoluta inexperiencia en el cargo. Obama habló una vez de cosas graves y generales con el director del FBI. Es infantil y ridículo:.

En la mañana del 30 de marzo, el presidente me llamó al FBI. Dijo que no tenía nada que ver con Rusia, que nunca estuvo involucrado con prostitutas en Rusia y que siempre había asumido que estaba siendo grabado cuando estaba en Rusia. Como pueden notar, en la conversación trump menciona a prostitutas rusas. En cualquier caso, fuera de la frivolidad infantil de la llamada, Trump insistió sobre el asunto. Así lo explica Comey:. En la mañana del 11 de abril, el presidente me llamó y me preguntó si había hecho algo para decirle a la prensa que él no estaba siendo investigado.

Y le respondí que le había pasado su petición a la persona indicada en la oficina del Fiscal General, pero que no me habían respondido nada. Dijo que tal vez haría que su equipo contactara al Fiscal General. Le dije que esa era la forma en que esa petición debía ser manejada recordemos que el director del FBI le responde al Fiscal General y no al presidente. Le dije que la Casa Blanca debía contactar a los altos mandos del departamento de justicia para pedir eso y que esa era la forma tradicional de hacer las cosas.

Así, en estas declaraciones, Comey dejó en claro que Trump no tiene ni la menor idea de los protocolos a seguir en la burocracia estatal ni le importa mucho respetar las líneas de mando. Especialmente en el caso de una investigación que señala, de cerca, a miembros de su gabinete. La respuesta del abogado de Trump después de las declaraciones de Comey fue contraria a esta imagen. En efecto, en las declaraciones de hoy, Comey explicó, en reiteradas ocasiones, que, durante el tiempo que estuvo a la cabeza del FBI, no se abrió un expediente contra Trump.

Tras una larga enfermedad, su padre, el bisabuelo Christian, moría en con 48 años, dejando a la familia en la ruina. Sus cinco hermanos se pusieron a trabajar en el campo, pero la salud de Friedrich era tan endeble para afrontar aquella faena que, con sólo 14 años, en , lo mandaron a la localidad vecina de Frankenthal para trabajar como aprendiz de peluquero.

Cuando aprendió el oficio, tras dos intensos años, volvió a su pueblo natal. Allí, este joven, ya con 16, se dio cuenta de que aspiraba a algo que la vieja Europa ya no podía darle, riqueza.

De modo que una noche, sin avisar, cogió la maleta, dejó una nota a su madre y se encaminó a Bremen, donde embarcó rumbo a EEUU. Allí lo esperaba Nueva York, ciudad que la historia uniría para siempre a su apellido. Pero no al de Drumpf. Vivió un par de años en la casa de su hermana Katharina, que había emigrado antes que él. La familia de Friedrich Trump. De izquierda a derecha: Cualquiera que los hubiera tenido hubiera hecho lo mismo", valora.

Yo, al menos, no encontré evidencias de nada ilegal", subraya la autora. Un par de años después, vende el restaurante y se instala en la ciudad minera de Monte Cristo, atraído por los rumores sobre la aparición de nuevos depósitos de oro y plata. Allí adquirió un terreno, el primero de la familia, y levantó su primer hotel -o pensión- Trump.

La operación estuvo rodeada de ciertos problemas legales, pero nada que no pudiera solucionar para en presentarse a unas elecciones a juez de paz, que ganó por un margen de 32 a 5. La fórmula se repetía en sus locales.

Un bar, instalaciones para juegos de azar y zonas oscuras con cortinas de terciopelo, donde ofrecían sus servicios las conocidas como sporting ladies.

Tras la aventura americana, Frederick Trump dio por concluido su sueño. Vendió sus inversiones y regresó a Alemania en Muchos empresarios como él no hicieron dinero allí". Una vez de vuelta a su pueblo natal, se casó con su antigua vecina Elizabeth Christ, la abuela de Donald.

Regresaron a Nueva York, donde abrió una barbería y regentó un hotel y un restaurante. Allí tuvieron a su primera hija, Elizabeth. Pero al poco, la nostalgia sumió a su esposa en una depresión, y en volvieron a Alemania con la idea de envejecer allí. Pero el Gobierno germano apareció en escena. Esos son los asombrosos accidentes de la historia. Algo pequeño puede tener un efecto mínimo o consecuencias colosales, como este caso", explica. En aquella época el servicio militar era obligatorio en Alemania hasta los 35 años, justo la edad a la que regresó el abuelo Trump.

Su ayuntamiento trató de ayudarle, en un intento de conservar en el pueblo la fortuna de aquel hijo pródigo, valorada en Pero las autoridades de Baviera consideraron que Firederich, con su aventura americana, sólo perseguía evitar el servicio militar, de modo que le retiró la ciudadanía y lo mandó de vuelta a América en , con su esposa embarazada, que daría a luz en Nueva York a Frederick, padre de Donald, y luego John, ya completamente estadounidenses.

Finalmente, el abuelo del nuevo presidente murió a los 49 años, en Queens, durante la epidemia de gripe española. Su mujer Elizabeth usó su herencia para continuar el negocio inmobiliario con su hijo mayor, nuestro siguiente protagonista, Fred Junior, el padre del comandante en jefe electo.

No vivió la fiebre del oro y le tocó la gran depresión, pero supo sacar provecho de los programas de ayudas federales y subsidios de la época que buscaban levantar la economía. Él transmitió a su Donald todo sobre negocios y cómo ser competitivo.

0 thoughts on “Trump prostitutas mi familia de cinco

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *