Blog

Zerif supports a custom frontpage

Jovenes putillas prostitutas vih

No hay control policial y la venta de inhalantes abunda. Víctimas de violencia sexual comercial son sometidas por tratantes, proxenetas y clientes. Cobran 50 bolivianos por sus servicios sexuales y 80 en caso de que el cliente no quiera utilizar preservativo. Recorren las calles sin el menor control policial.

Alojamientos por doquier, pandillas, peleas encarnizadas, robos, amenazas, prostitución y venta de inhalantes es lo que se encuentra en una noche y hora cualquiera en esta zona de alto riesgo de la urbe alteña. El mismo panorama se repite en las ciudades de Oruro, La Paz y Sucre, entre otras. Una muestra de una sociedad que no tiene ley. Las edades de las jóvenes oscilan entre 13 y 17 años. Otra adolescente del grupo, también en situación de calle y violencia sexual comercial, lleva siete meses de embarazo.

Para camuflar la movida se han instalado discotecas que funcionan bajo la fachada de alojamientos clandestinos. A pesar de su aspecto insalubre, desde muy temprano se ve cómo ingresan las adolescentes y sus acompañantes. Otras convierten esos lugares en sus espacios de encuentro para el consumo de bebidas alcohólicas e inhalantes. Tratantes y proxenetas captan en esos lugares a muchas menores de edad.

Avanzan los minutos y los quioscos de comida comienzan a abrirse. Los ebrios salen de los pequeños bares y las adolescentes se dan cita en el lugar de siempre. En medio de los grupos de jóvenes que consumen y venden inhalantes, las chicas -drogadas- buscan apoyo en las paredes.

De 15 niñas que este medio observó, 12 son portadoras del VIH de acuerdo con informes establecidos por una institución que realizó un estudio de campo en la zona. Los hombres se acercan por decenas. Son todas de constitución baja y delgada. Sus proxenetas rondan el lugar. El fiscal enfatizó en el artículo 9 de la Ley que establece la extinción de dominio a los negocios que son utilizados para esta explotación. Reconoció que el silencio de las víctimas y de sus padres dificulta la investigación, pero cuando la ciudadanía se decide a colaborar se acaba la impunidad y recordó que hace dos años, una mujer de avanzada edad, fue condenada a 19 años de prisión, porque fue arrestada, en las afueras de la Terminal del Norte, reclutando niñas entre los 12 y 16 años para explotarlas sexualmente en municipios del Bajo Cauca.

El funcionario judicial agregó que en Medellín también han detectado varias redes de proxenetas que inducen a niñas escolares a la prostitución por medio del sistema prepago y a la trata de personas.

Por explotación sexual comercial a menores de edad ingresaron al Caivas en , 10 denuncias, frente a 7 de De los 10 casos de , ninguna niña acudió a ser atendida por los defensores de familia del ICBF que allí funciona. Las investigaciones no prosperaron.

Para estas denuncias, el Centro Caivas habilitó el correo, denunciémoselabusosexual fiscalia. Medidas La sicóloga de la Secretaría de Bienestar Social de Medellín, Elsa Nidia Toro , dijo que de las nueve unidades móviles que se conformaron para una atención integral de la Infancia y Adolescencia, dos se dedicaron a combatir el abuso y la explotación sexual por lo que con educadores y sicólogos recorren todas las noches en centro de Medellín.

El primer trabajo que realizó este equipo fue ubicar los lugares donde se presenta la explotación sexual contra niños y niñas y encontró que unas menores hasta los 17 años son explotadas en diversos sectores del Centro. También encontró 12 niños en esta situación, dos de ellos de 12 años. En desarrollo de este trabajo varios menores fueron llevados al Centro de Diagnóstico y Derivación, ubicado en el barrio Robledo, para iniciar con ellos un proceso de reincorporación a la sociedad, pero como estar allí no es obligatorio, muchos desertaron y volvieron a las calles, en su mayoría acosados por las drogas, y porque, a pesar de su edad, algunas niñas son madres y necesitaban salir a "trabajar" para sostener a sus bebés.

Por su parte una de las educadores que integra una de las dos unidades móviles de Bienestar Social contó que encontraron algunas menores afectadas por el virus del VIH Sida y tuberculosis.

John Albeiro Castañeda , experto en Infancia y Adolescencia de la Personería de Medellín, quien también integró la mesa comentó que detectaron a conductores de carros de alta gama que contrataron a niñas desde los 10 años, para someterlas a orgías en lujosos apartamentos.

La trabajadora social Blasina Hurtado , del grupo de prevención del Icbf en Antioquia dijo que para atacar esta violación a los derechos de los menores no son suficientes las leyes ni la represión. Añadió, "hay que plantear una estrategia de prevención y de educación. Ofrecerles otras alternativas de vida en instituciones y hogares de paso que apliquen metodologías innovadoras".

Son todas de constitución baja y delgada. Sus proxenetas rondan el lugar. El olor a clefa y thinner es intenso mientras se inicia la charla. Un contrato sin elección Disminuir el dolor físico y psicológico. Ésa es una de las razones para el excesivo consumo de inhalantes de las niñas y adolescentes.

Se trata de una mezcla de thinner y clefa. Uno de ellos, que apenas se sostiene en pie, le habla al oído a Griselda nombre ficticio , de 15 años. Ella le responde de igual forma y de pronto el cliente, de unos 40 años, se aleja. Empero, las batidas que se realizan en el sector no han resuelto nada. Cuatro se sientan en una esquina y otras cuatro en la otra, entre ellas la adolescente embarazada. Como parte de un ritual conocido y habitual, los vehículos comienzan a llegar. Parecen conocer perfectamente la actividad de las menores.

Ellos tocan la bocina. Me di cuenta ahí, de forma clarísima: El trabajo de Don Bosco Fambul tiene varias ramas y es concienzudo y constante. Crisafulli explica que esta muerte no solo impactó emocionalmente en la vida del resto de las chicas que vivían con ella y que la vieron fallecer, sino que hay un efecto resorte que las empuja a pedir ayuda a los salesianos, que en la mayoría de ocasiones buscan de forma proactiva a las chicas. Y cada viernes, al final del recorrido, donde tienen montado un pequeño stand, hay entre 70 y 90 niñas.

Si yo les intento dar consejos También en esos pequeños recorridos se les insiste en la Line Child, una línea telefónica que funciona de forma ininterrumpida desde y que sirve para que cualquier menor llame para compartir y buscar solución a sus problemas.

En Don Bosco Fambul tienen ya algunos programas para aportarles esa base y formarlas profesionalmente: Lo que desde las misiones se llama reunificación y que ya han conseguido con éxito en casos. Si las familias se enteran [las que todavía la tienen] las rechazan. Es entonces cuando uno de los trabajadores de las misiones les explica los abusos, traumas, violencia y dificultades por las que han pasado las niñas.

Exactamente lo que ocurrió con Aminata, a pesar de lo difícil que fue que se diera cuenta de que su vida no tenía por qué ser esa. Volvió a casa de su abuela, en la aldea de Pebel, para cuidarla y dejarse cuidar. Tampoco quiere volver a un internado como al que la llevaron un día en que hubo una redada, pero reconoce que allí le explicaron los peligros del Sida, la tuberculosis y otras enfermedades contagiosas.

No le gustaron las normas y huyó. A una pregunta sobre los peligros que corre, se alzó la blusa y mostró una cicatriz en la espalda, producto de un navajazo que le propinó una prostituta adulta. Le ofusca, confesó, que algunos clientes, generalmente embriagados o drogados, rasgan el preservativo para hacerle trampa. En cuanto a los controles de las autoridades a residencias, indicó que sí hay sitios donde no las permiten, por su condición de menores de edad, y otros donde no tienen restricciones y en los cuales, incluso, les reconocen una propina por llevarles el cliente.

Del sacol dijo que lo inhala para tener valentía y enfrentar a quien intente agredirla y para mitigar la repugnancia que le da estar con una gran cantidad de tipos por los que no siente nada y que, por lo general, huelen mal.

Incluso, la misma Policía que vigila el corazón de Medellín se ve impotente para poner en cintura a los abusadores y proxenetas, porque las niñas no los denuncian o aducen que son sus "maridos". Entonces su control se limita a retirarlas de sitios de interés turístico como los parques. En cuanto a la aplicación de la ley, otra opinión tiene uno de los fiscales del Centro de Investigación y Atención a Víctimas de Abuso Sexual, Caivas, que funciona en el sector de San Diego, en Medellín.

Aunque pidió el anonimato explicó que allí se conocen de oficio estos delitos y de toda clase de atropellos contra menores, incluso, las denuncias se pueden hacer anónimamente, porque cualquier ciudadano, con una información fidedigna, exacta y confiable, puede hacerles restablecer los derechos vulnerados a estas niñas, tal como lo establece la Ley , de , Código de Infancia y Adolescencia.

El funcionario judicial agregó que en Videos prostitutas con viejos prostitutas cedeira también han detectado varias redes de proxenetas que inducen a niñas escolares a la prostitución por medio del sistema prepago y a la trata de personas. Ahora, por fin, la tratan bien. Lo que desde las misiones se llama reunificación y que ya han conseguido con éxito en casos. Los hombres se acercan por decenas. En cuanto a los controles de las autoridades a residencias, indicó que sí hay sitios donde no las permiten, por su condición de menores de edad, y otros donde no tienen restricciones y en los cuales, incluso, les reconocen una propina por llevarles el cliente.

0 thoughts on “Jovenes putillas prostitutas vih

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *