Blog

Zerif supports a custom frontpage

Prostibulo infantil follando con prostitutas callejeras

prostibulo infantil follando con prostitutas callejeras

Phulsani fue víctima de la trata a los 11 años. Fue rescatada en una redada. Problemas que quedan relegados a un segundo plano. Este país tiene una gran ascendencia sobre Nepal. Muchos ciudadanos indios residen allí y hasta las decisiones políticas se toman en función de los intereses de los vecinos indios. Phulsani Tamang es una de las miles de víctimas de la trata. A los 11 años, un hombre la sacó de su aldea con la promesa de un trabajo y la llevaron a un burdel en la India. Videoentrevista de Javier Zurita y Ofelia de Pablo.

El perfil de estas niñas suele ser coincidente: Las mafias acuden a Nepal en busca de niñas menores y les prometen una vida mejor. Abonan un dinero simbólico a los padres y las arrancan de su hogar. Esta transacción suele hacerse con la connivencia de la propia familia, que ve imposible proporcionarle un futuro digno a las pequeñas y prefiere creer la promesa de un futuro mejor. La mayor parte de estas niñas son captadas entre los 5 y los 12 años por mafias que en su mayoría proceden de la India.

Y en gran parte de los casos se trata de una cuestión relacionada con la religión y el sistema de castas que impera en el subcontinente indio. Cuando el sacerdote lo decide, se les obliga a satisfacer sexualmente a los varones de la zona, sin que puedan negarse.

En especial a los de la Falkland Road de Bombay. Este puerto es muy comercial. En la entrada del mismo hay un mercado en el cual se puede conseguir de todo para comer, a la vista saltan los tamales de gallina, sudado de pescado, refrescos de aguaje, cocona, cebada y los coloridos pijuayos.

Desde aquí alquilamos una lancha para adentranos en el Amazonas, serpenteante río que dibuja desde lo alto todo su recorrido. Su naturaleza es un manto verde que te envuelve. Cuando desembarcamos en la aldea los lugareños nos reciben con una sonrisa; algunos venden pescado, otros, artesanía.

Todos viven en cabañas de madera a orillas del río. Una esfera esmerilada de luces como las que colgaban en las viejas discotecas desciende del techo de paja. Mientras charlamos con él, una adolescente juega con un mono de reducido tamaño. Sonríe y de vez en cuando atiende un pequeño kiosco que también se encuentra en la misma vivienda.

A su lado, la madre pela las escamas de un pescado. Ella tiene 16 y lleva dos años con él. Fue una de sus alumnas. El jefe de la comunidad, Juan Guerra, nos recibe en su choza sonriente, aunque cuando le contamos la historia del maestro queda perplejo. Y concluye de manera tajante nuestra charla: Aller destaca iniciativas que han tenido éxito en otros países donde la situación era parecida a la de Tailandia: El trabajo de organizaciones como ECPAT ha logrado que el turismo sexual se persiga desde los países de origen de los turistas.

Su relación con la trata de personas y la prostitución infantil terminaron con ellas. Los turistas sexuales pederastas y pedófilos que buscaban un paraíso sexual tailandés se han visto arrinconados. Aller subraya que se siguen organizando a través de circuitos clandestinos y en comunidades delictivas en la deep web: Accede a la prostitución infantil desde servicios sexuales comunes en la calle. Rechazan los encuentros con menores y se cuidan de cualquier actividad sospechosa.

Sin embargo, esto ha promovido la normalización y aceptación del negocio del sexo en Tailandia. Es un hombre rico contra una niña o un niño pobre. Por mucho que algunos digan que no tocarían a menores, participar en la industria del sexo en un país como Tailandia es promover la actividad de las mafias de trata", asegura Aller.

Esta normalización es patente en lugares del país como Pattaya, donde se ha iniciado desde hace dos años un proyecto piloto para erradicar la lacra. Muchos de ellos son tapaderas de redes de explotación que a menudo implican a menores.

Lo primero es terminar con la sensación de impunidad que tiene el turista sexual. Lo segundo, una reforma estructural que termine con la corrupción de la policía y que esta persiga a los turistas sexuales.

Eso pasa por no criminalizar a las trabajadoras sexuales. Aller destaca iniciativas que han tenido éxito en otros países donde la situación era parecida a la de Tailandia: El trabajo de organizaciones como ECPAT ha logrado que el turismo sexual se persiga desde los países de origen de los turistas.

Su relación con la trata de personas y la prostitución infantil terminaron con ellas. Los turistas sexuales pederastas y pedófilos que buscaban un paraíso sexual tailandés se han visto arrinconados.

Aller subraya que se siguen organizando a través de circuitos clandestinos y en comunidades delictivas en la deep web: Accede a la prostitución infantil desde servicios sexuales comunes en la calle. Rechazan los encuentros con menores y se cuidan de cualquier actividad sospechosa. Sin embargo, esto ha promovido la normalización y aceptación del negocio del sexo en Tailandia. Es un hombre rico contra una niña o un niño pobre.

En ocasiones, su destino final es Oriente Medio. Las adquieren como una propiedad y las confinan en sus lujosas residencias. Allí viven en régimen de esclavitud absoluta. El comprador se convierte en el propietario de la niña y la primera medida que toma el nuevo dueño es la retirada del pasaporte.

De este modo, evita que su adquisición pueda abandonar el país. Una vez en casa, las niñas pasan a vivir en un régimen de esclavitud. Sus propietarios les agreden física y psíquicamente y les imponen horarios de trabajo infrahumanos. En la mayor parte de los casos, las niñas acaban siendo violadas por varios miembros varones de la familia.

Las autoridades de ambos países, en colaboración, lograron desmantelar una mafia que se encargaba de comprar a menores de edad. Fueron liberadas 26 niñas, entre las que se encontraban dos de nacionalidad nepalí. Sin embargo, se estima que hasta 8. Las 26 niñas salvadas, a las que luego se le sumaron otras 11 en otra operación similar, se convierten en un porcentaje irrisorio -pero no menos grave- de la globalidad del problema. Los problemas que golpean a Nepal después del terremoto a los daños provocados por el seísmo se le suma el boicot energético de la India, que cortó el suministro de combustible el pasado verano provocan que las autoridades asuman otras prioridades relativas a la reconstrucción del país.

De la cabaña en Nepal al burdel en Bombay: Ecuador gastó 4,2 millones durante cinco años en la estancia de Assange. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro Sitio Web. Una esfera esmerilada de luces como las que colgaban en las viejas discotecas desciende del techo de paja. Mientras charlamos con él, una adolescente juega con un mono de reducido tamaño. Sonríe y de vez en cuando atiende un pequeño kiosco que también se encuentra en la misma vivienda.

A su lado, la madre pela las escamas de un pescado. Ella tiene 16 y lleva dos años con él. Fue una de sus alumnas. El jefe de la comunidad, Juan Guerra, nos recibe en su choza sonriente, aunque cuando le contamos la historia del maestro queda perplejo.

Y concluye de manera tajante nuestra charla: Los datos de la prostitución infantil en el mundo son escalofriantes. En la India se calcula entre En Indonesia, el 20 por ciento de las mujeres explotadas sexualmente son niñas.

En toda Asia son esclavizados un millón. Se estima que en Brasil llegue a los Muchos de estos menores son contagiados de sida:

prostibulo infantil follando con prostitutas callejeras Su relación con la trata de personas y la prostitución infantil terminaron con ellas. Una esfera esmerilada de luces como las que colgaban en las viejas discotecas desciende del techo de paja. Sonríe y de vez en cuando atiende un pequeño kiosco que también se encuentra en la misma vivienda. Fue una de sus alumnas. Pero los trabajos en la hostelería nunca llegan. Pero hazlo con educación y respeto. Para ellos, nos cuentan, el sexo de pago es algo normal.

0 thoughts on “Prostibulo infantil follando con prostitutas callejeras

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *